viernes, 10 de diciembre de 2010

Internet








Así es aunque no lo creas la Red atrapa y consume. Es un vicio que ayuda a acudir a otros vicios. Es un vicio de vicios. Es un vicio cuando su uso extremo e innecesario afecta gravemente el entorno social o familiar o las responsabilidades laborales o académicas. Vicio cuando se acude a la red sin necesidad alguna permaneciendo en ella como un canoero en altamar lejos de la playa y sin horizonte, siempre.
Es un vicio necesario o letal, dependiendo del uso.

Ahora nos hemos hecho dependientes del medio de medios. Es un estándar para conectarnos con todo el mundo virtualmente hablando.

Hay que sacarle provecho en la medida que sea posible. Se pueden crear buenas relaciones con amigos invisibles pero también malas, con amigos visibles.
“El uso de Internet no es en sí mismo un problema, por el contrario, niños consumidores de tecnología demuestran tener más reacción a estímulos. El tema es cuando del juego se pasa al vicio. Eso puede ser tan adictivo como el alcohol”, explicó Francisco Diez Becker, director de Psicología de la Universidad Andrés Bello Concepción.
Ahora te preguntaras ¿cómo puedo dejar de ser adicto a internet?

Intenta desconectar el cable de conexión a internet o haz un formato a tu ordenador para que después te de pereza poner el Windows y toda la pesca, o guarda la torre en algún sitio y a dedica el tiempo a estudiar en la biblioteca. De esta manera al menos evitas los vicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada